Servicio de recolección: (55) 1665-9241
Maquinaria y GLASDON: (55) 1665-9246
Conmutador: (55) 1665-9242
InicioEmpresaServiciosMaquinariaGlasdonContacto

 

Blog de Aseca

¿Cuánto tardan en degradarse los residuos?

lunes, agosto 05, 2019

Día con día, se generan toneladas de diferentes residuos en México y la mayor parte de ellos son de origen doméstico o comercial. Como ciudadanos responsables, sabemos que deberíamos depositar cada residuo en su contenedor específico para que posteriormente pueda ser reciclado, sin embargo, no muchas personas lo hacen y al final todos los residuos terminan mezclados.  

Con el sencillo gesto de separar la basura contribuimos a ser más respetuosos con el medio ambiente y a cuidar de nuestro entorno, debido a que éstos pueden tardar mucho en degradarse o descomponerse y de este modo afectar los ecosistemas.

Te puede interesar: Contenedores para reciclaje

Hablando más a fondo de degradación y descomposición de residuos, el proceso varía y depende de distintos factores, como son el tipo de residuo, su composición, la estabilidad de las moléculas que lo forman, las condiciones ambientales como la humedad, el oxígeno o la temperatura.

A continuación descubre cuánto tardan en degradarse los residuos que más se generan:

  • Residuos orgánicos: los desechos que menos tardan en descomponerse son los orgánicos, pueden tardar entre dos, diez días o hasta cuatro semanas en degradarse y lo bueno es que sirven como abono para muchas plantas.
  • Papel y cartón: este residuo se compone básicamente de celulosa, por lo que tarda menos de un año en formar parte del suelo, además, si el ambiente es lluvioso y se encuentra en la superficie, su biodegradación se acelera. Sin embargo, el no reciclarlo deriva a que la deforestación para que continúen fabricándolo.
  • Colillas de cigarro: los filtros están hechos de acetato de celulosa y las bacterias del suelo no pueden descomponerlo adecuadamente, por lo que tardan entre dos y diez años en degradarse. Además, una sola colilla de cigarro puede contaminar 8 litros de agua de mar y hasta 50 litros de agua potable.
  • Aluminio: la naturaleza tarda diez años en convertir una lata de refresco en óxido de hierro. Pero teniendo en cuenta que es un material que no pierde ninguna propiedad tras varios procesos de reciclado, se puede ahorrar un 94% el coste energético y ambiental de su extracción al reciclarlo.
  • Pañales desechables: al contener materiales derivados del petróleo, como polipropileno, polietileno, elásticos, adhesivos y plásticos que resultan altamente contaminantes, tardan de 300 a 500 años en descomponerse.
  • Toallas sanitarias y tampones: el proceso de fabricación de estos productos de plástico conlleva a la utilización de químicos y de energía que contaminan tanto los canales de agua como el hábitat de diversos animales y tardan en desintegrarse de entre 500 a 800 años.
  • Productos de plástico: las bolsas de plástico fabricadas con polietileno de baja densidad, tardan más de un siglo en descomponerse totalmente. Mientras que las botellas de plástico pueden tardar en degradarse hasta 1000 años si no son recicladas.
  • Pilas: son productos altamente tóxicos para el medio ambiente, debido a su contenido químico compuesto de materiales como el mercurio y tardan de 500 a 1000 años en descomponerse totalmente.
  • Vidrio: para los componentes naturales del suelo es una tarea dura desintegrar el vidrio por lo que tarda unos 4.000 años aproximadamente en degradarse.
  • Chicles: por acción del oxígeno, se endurece y luego empieza a desquebrajarse hasta que desaparece y puede llegar a tardar hasta 5 años en desaparecer por completo.

¿Cómo se recicla?

lunes, julio 29, 2019

Reciclar es una acción que va mucho más allá de la clasificación de todos los residuos que generamos día tras día. Es el proceso de descomponer y reutilizar materiales que de otro modo serían desechados como basura.

Esta acción no solo beneficia al medio ambiente sino que también tiene un efecto positivo en la economía, promoviendo el uso sostenible de los recursos.

Te puede interesar: "Reciclaje en México"

Pero, ¿Cómo saber si lo estamos haciendo bien?

Es importante saber que al separar adecuadamente los residuos en sus contenedores específicos, puede reciclarse más del 60% de ellos. Por el contrario, si ni siquiera nos tomamos la molestia de separarlos, no solo estamos contribuyendo a generar más toneladas de residuos, sino que de lo que tiremos solo podrá aprovecharse un 10%.

A continuación enlistamos algunas prácticas que ayudarán a hacer el proceso de reciclaje más efectivo:

  • ¿Qué productos decides comprar?

Pensar cuidadosamente sobre qué productos consumimos y cómo reciclarlos es el primer paso hacia un reciclaje eficiente. Compra productos que puedan reciclarse fácilmente, como frascos de vidrio y latas. Evita comprar artículos desechables (cubiertos, platos, vasos)

  • Compra productos reciclados

La compra de productos reciclados, como ropa, bolsas de basura, cuadernos o libros, entre otros, fomenta la práctica. Se puede ver si un producto es ecológico o reciclado mirando la etiqueta en el empaque.

  • Evita comprar material peligroso o tóxico

Es difícil reciclar productos que contienen desechos peligrosos. Trata de encontrar alternativas más seguras a los productos de limpieza del hogar y compra productos no tóxicos siempre que sea posible.

  • Fíjate en el material de cada residuo

 Es el paso elemental del proceso de reciclaje. Cada producto está elaborado con materiales que nos permiten clasificarlo en diferentes contenedores, ya sea vidrio, plástico, aluminio, latas, papel o residuos orgánicos.

Te puede interesar: "¿Qué materiales se pueden reciclar?"

  • Reutiliza las cosas que hayan cumplido un primer ciclo de uso

Muchos productos merecen recibir una segunda oportunidad. Aunque no los uses de la misma manera que antes, pueden ser útiles para otras cosas.

  • Realiza donaciones

En lugar de tirar los artículos que ya no deseas o que ya no ocupas, la mejor acción que puedes tomar es donando tus cosas a personas a quienes les puedan resultar útiles y sacarles un mejor provecho.

¿Qué tipos de reciclaje existen?

lunes, julio 22, 2019

Como ya sabemos, el reciclaje es el tercer componente de la regla de las tres r (Reducir, Reutilizar, Reciclar). Hablando de reciclaje, es necesaria una separación adecuada de los residuos con el fin de prevenir el desuso de materiales potencialmente útiles, reducir el consumo de nueva materia prima, el uso de energía, disminuir la contaminación del aire y del agua, y también las emisiones de gases de efecto invernadero. Como ya hemos mencionado en diferentes artículos, los beneficios del reciclaje son extensos, ya que impactan no solo al medio ambiente sino que también a nivel económico.

Te puede interesar: "Proceso de reciclaje"

Existen diferentes formas de reciclar que dependen de cada residuo, basura o desecho, de su material o composición y de su origen. Si bien el proceso exacto de reciclaje depende de cada residuo, podemos diferenciar los siguientes tipos de reciclaje a grandes rasgos:

  • Reciclaje mecánico:

Este proceso de reciclado es el más usado actualmente, se trata de todas las técnicas y procesos que incluyen trabajo manual o ayudado por máquinas. Este tipo de reciclaje se utiliza mucho en la clasificación de residuos mezclados y en el reciclaje del plástico.

Consiste en un proceso físico mediante el cual los desechos (sobretodo plásticos) son recuperados, troceados, introducidos en una extrusora (para procesar las materias primas) para fabricar materia reciclada y después transformarla en nuevos productos.

Las etapas del reciclaje mecánico son:

  1. Limpieza
  2. Clasificación y separación
  3. Molienda o trituración
  4. Lavado
  5. Secado
  6. Extrusión
  7. Obtención de los residuos para reutilizar  
  • Reciclaje químico:

Es un tipo de reciclaje que incluye técnicas y procedimientos que implican cambios en la estructura química del material, puede considerarse como un proceso complementario al reciclaje mecánico.

El reciclado químico comenzó a ser desarrollado por la industria petroquímica para la optimización de recursos y recuperación de residuos. Algunos métodos de reciclado químico ofrecen la ventaja de no tener que separar tipos de resina plástica, es decir, que pueden tomar residuos plásticos mixtos reduciendo de esta manera los costos de recolección y clasificación, dando origen a productos finales de muy buena calidad.

Los principales procesos químicos son:

a)      Pirolisis: Es el craqueo de las moléculas por calentamiento en el vacío. Este proceso genera hidrocarburos líquidos o sólidos que pueden ser luego procesados en refinerías.

b)      Hidrogenación: En este caso los plásticos son tratados con hidrógeno y calor. Las cadenas poliméricas son rotas y convertidas en un petróleo sintético que puede ser utilizado en refinerías y plantas químicas.

c)       Gasificación: Los plásticos son calentados con aire o con oxígeno. Así se obtienen los siguientes gases de síntesis: monóxido de carbono e hidrógeno, que pueden ser utilizados para la producción de metanol o amoníaco o incluso como agentes para la producción de acero en hornos de venteo.

d)      Chemolysis: Este proceso se aplica a poliésteres, poliuretanos, poliacetales y poliamidas. Requiere altas cantidades separadas por tipo de resinas. Consiste en la aplicación de procesos solvolíticos como hidrólisis, glicólisis o alcohólisis para reciclarlos y transformarlos nuevamente en sus monómeros básicos para la repolimerización en nuevos plásticos.

e)      Metanólisis: Es un avanzado proceso de reciclado que consiste en la aplicación de metanol en el PET. Este poliéster (el PET), es descompuesto en sus moléculas básicas, incluido el dimetiltereftalato y el etilenglicol, los cuales pueden ser luego repolimerizados para producir resina virgen.

  • Reciclaje energético:

Se trata de reciclaje de materiales cuyo fin es el aprovechamiento energético. La recuperación de energía es una alternativa valiosa para las fracciones de residuos ricas en plástico que no se pueden reciclar de forma sostenible.

Las plantas modernas de cogeneración (recuperación combinada de calor y energía) utilizan residuos plásticos junto con otros materiales de elevada aportación calorífica. Los combustibles sólidos recuperados que se producen a partir de plástico y de otros residuos sólidos se utilizan cada vez más en las centrales térmicas y varias industrias que consumen mucha energía, por ejemplo, los hornos de cemento, y reducen la necesidad de combustibles fósiles vírgenes.

Sin embargo, al tratarse de un proceso de combustión, se produce CO2 que es expulsado a la atmosfera y contribuye al efecto invernadero, tal como otro tipo de compuestos gaseosos los cuales pueden llegar a ser tóxicos. Por este motivo, este proceso debe ir acompañado de medidas y controles de seguridad que de alguna manera eviten estos efectos perjudiciales.

  • Reciclaje biológico:

Incluye todos los procedimientos que implican la transformación de los residuos en material aprovechable.

Se basa en la degradación de toda la materia orgánica tanto en presencia como en ausencia de oxígeno.

Algunos ejemplos de éste tipo de reciclaje son:

a)      Compostaje

b)      Biogás

¿Qué se necesita para hacer composta?

lunes, julio 15, 2019

El reciclaje de residuos orgánicos es importante a fin de reducir el impacto ambiental que tienen (generación de lixiviados, emisión de gases, mayores costes, etc…). Como ya sabemos, los residuos orgánicos son todos aquellos desechos de origen vegetal y/o animal, que alguna vez estuvo vivo o fue parte de un ser vivo y que es susceptible de degradarse biológicamente.

Una vez generados estos residuos, es necesario que sean separados del resto de los residuos considerados inorgánicos para que puedan ser gestionados correctamente.

Se pueden aprovechar los residuos vegetales del jardín y del hogar para hacer composta en lugar de tirarlos a la basura y mezclarlos con el resto de los residuos. El compost es un abono orgánico que servirá para mejorar la tierra de cultivo y como alimento para las plantas.

Te puede interesar: ¿Por qué es necesario contar con un contenedor especial para basura orgánica?

La composta se usa para agregar materia orgánica al suelo, adiciona nutrientes, ayuda a regular el pH y mantener la humedad de la tierra. Es un proceso biológico aerobio (con presencia de oxígeno) que, bajo condiciones de ventilación, humedad y temperatura controladas, transforma los residuos orgánicos degradables en un producto estable e higienizado llamado compost, que se puede utilizar como abono orgánico. Este proceso de descomposición se basa en la actividad de microorganismos como los hongos y las bacterias.

La duración del proceso de compostaje puede oscilar, dependiendo de distintos factores (sistema, tecnología, disponibilidad de espacio, etc.), entre 10 y 16 semanas.


¿Qué incluir en la composta?

Material seco:

  • Pasto cortado y seco: deben ser secados al sol una vez cortados.
  • Hojas de plantas perennes; estos son más duros y de una lenta descomposición, para el uso de estos se recomienda triturarlos.
  • Hojas secas; son hojas que se caen de los árboles.
  • Flores marchitas.
  • Restos de podas; las ramas favorecen la ventilación, también deben ser triturados para su incorporación, hasta unos 5cm.
  • Aserrín y viruta; se deben utilizar en pocas cantidades. No utilizar de madera enchapada.
  • Papel (no de color) y cartón.
  • Paja, alfalfa y heno.

Material húmedo:

  • Frutas y verduras; se pueden utilizar las cascaras y restos, preferiblemente picados.
  • Cáscaras de huevo.
  • Estiércol de animales herbívoros (ovejas, patos, cerdos, cabras, vacas, etc…)
  • Restos de cítricos; se necesitan una buena aireación.
  • Hojas y bolsitas de té; se deben esparcir por la pila.
  • Restos de café molido.
  • Cáscaras de cacahuetes.
  • Algas (lavadas previamente)

Materiales que no se recomiendan:

  • Carne, huesos, resto de pescado; estos emiten malos olores y atraen insectos.
  • Aceites y grasas animales; se pudren generando malos olores.
  • Productos lácteos; el queso, yogurt, mayonesa, etc. Pueden aportar bacterias indeseables.
  • Excremento de animales carnívoros; pueden contener microorganismos peligrosos para la salud.
  • Malezas y plantas persistentes; evitar su uso, ya que pueden mantenerse latentes hasta que se incorporan al campo y se vuelven un problema.
  • Material inorgánico; vidrios, latas, bolsas de plástico estos no se degradan.
  • Plantas enfermas; es peligroso añadirlas, porque  la enfermedad se mantendrá en conservación hasta llegar al campo y tener condiciones favorables.
  • Cenizas de carbón; estos ya no se descomponen, es mejor no utilizar.

¿Cómo se tratan los residuos industriales?

lunes, julio 08, 2019

Los residuos industriales son todos aquellos resultantes de los procesos de fabricación, transformación, utilización, consumo, limpieza o mantenimiento generado por la actividad industrial (excluyendo las emisiones atmosféricas).

Hay dos principales tipos de residuos industriales:

  • Inertes: son usualmente materiales sencillos de reciclar, por ejemplo, el escombro puede utilizarse para nuevas construcciones, no se diga más del plástico, papel y cartón, pero el reciclaje tiene un costo y muchas empresas aún no tienen los recursos o el interés de llevarlo a cabo.
  • Peligrosos: Los residuos peligrosos son aquellos que generan un peligro para la salud humana, las plantas, animales y medio ambiente en general.

Debido a que la mayor parte de los residuos industriales son peligrosos y generan muchos riesgos para el medio ambiente, su tratamiento debe ser realizado de una forma muy específica y a través de una avanzada tecnología y debe ser hecho por personal y empresas cualificadas para tal fin.

Esto es importante porque la realidad es que no todos los residuos peligrosos son tratados como tal. Muchos de ellos terminan en los mismos vertederos de basura donde tardarán miles de años en degradarse y desaparecer, no sin antes haber generado un buen impacto ambiental y contaminado el resto de los residuos.


Clasificación de los residuos peligrosos:

Residuos Explosivos: sensibles a explotar debido al cambio de temperaturas, fricción o choques

Residuos Inflamables: fáciles de prenderse fuego

Desechos Tóxicos: materiales nocivos en mayor grado que pueden causar la muerte

Residuos Corrosivos: pueden destruir materiales y tejidos vivos al entrar en contacto

Desechos Biológicos: residuos relacionados a tejidos vegetales o animales, microorganismos y toxinas

Leer más sobre residuos peligrosos…


Tratamientos a los que son sometidos los residuos industriales:

Las plantas en las que son tratados los residuos industriales y sometidos a estos procesos deben cumplir una legislación muy estricta y contar con unas medidas de seguridad específicas que garanticen la seguridad de su tratamiento.

Tratamientos físicos:

Aquí se incluyen aquellos residuos que pasan por procesos de centrifugado, decantado, filtrado y similares, hasta que dejan de ser peligrosos y por lo tanto, de contaminar.

Tratamientos biológicos:

Existen algunos residuos que para dejar de ser peligrosos, deben ser sometidos a digestiones por parte de microorganismos, fermentaciones, o procesos de la misma índole.

Tratamientos químicos:

Se lleva a cabo un proceso químico a través del cual se eliminan y añaden elementos que lo convierten en un producto útil.

Incineración y valorización:

Este proceso suele ser el más eficaz para hacer desaparecer los residuos, ya que consigue disminuir el volumen de los mismos y además permite que generen energía.

Hay que tener sumo cuidado al realizar este proceso, ya que no se pueden generar cenizas ni emisiones de determinados gases al exterior.

Vertederos:

Hay algunos residuos a los cuales es imposible tratar o destruir de ninguna manera sin que el medio ambiente pueda ser dañado, por lo que son llevados a vertederos específicos donde son almacenados de forma segura.

En ASECA le ofrecemos el servicio de manejo integral de estos residuos realizando tareas de recolección especializada, tratamiento, transporte y disposición final de estos residuos por medio de vehículos autorizados e insumos diseñados para su depósito y traslado.      

¿Por qué es necesario contar con un contenedor especial para basura orgánica?

lunes, julio 01, 2019

La separación de los diferentes tipos de residuos es muy importante y requerido desde el hogar, hasta industrias y negocios para asegurar que el proceso de reciclaje o tratamiento de los desechos sea efectivo.

Como bien sabemos, la materia orgánica se forma a partir residuos vegetales o animales como son:

  • Restos de comida
  • Cáscaras de frutas
  • Hojas del jardín
  • Madera
  • Cáscaras de huevo
  • Algodón
  • Huesos
  • Etc…

Es un hecho que la materia orgánica es uno de los componentes más abundantes de los residuos domiciliarios por lo cual, su separación en contenedores específicos debe comenzar dentro de casa.

Una forma  de aprovechar estos residuos es reservar la materia orgánica para crear composta y utilizarla como abono, ya que es sumamente rico para la tierra, cuenta con una gran variedad de microorganismos que se encargan de sintetizar enzimas, vitaminas y hormonas y que colaboran notablemente con el equilibrio biótico de la tierra. Sin embargo, si no se tiene el tiempo necesario para crearla, lo mejor que se puede hacer es separar los residuos orgánicos del resto de los deshechos.

Es importante separar la materia orgánica del resto debido a su composición, la cual da paso a diversas reacciones al empezar su proceso de descomposición (que deberían estar destinadas a favorecer el entorno reintegrándose al medio ambiente). Pero las desventajas se generan al mezclarlos con los residuos inorgánicos ya que si se depositan en el contenedor equivocado, la materia orgánica no puede ser recuperada, perdiendo recursos que además pueden contaminar otros residuos, como por ejemplo envases.

Beneficios de la separación de los residuos:

ü  Se facilita su reúso

ü  Se disminuye el consumo sobre los recursos naturales involucrados en su producción

ü  Se incrementa la vida de los rellenos sanitarios,

ü  Se aprovechan las propiedades de la materia orgánica

Igualmente, es importante mencionar que aunque el papel y el cartón son materiales orgánicos, por el valor que tienen para ser reciclados, deben ser separados del resto de los residuos orgánicos y colocados entre los inorgánicos o en su contenedor correspondiente para ser aprovechados.

Por lo tanto, un contenedor para desechos orgánicos tiene que ser resistente y de fácil limpieza, por ello se recomienda un contenedor de plástico ya que es un material que no facilita el desarrollo de microorganismos gracias a no ser poroso y no absorber humedad.

Nexus Shuttle

 El contenedor Nexus Shuttle fue creado para recolectar residuos de comida y encuentra su aplicación en cocinas comerciales, cantinas, cafés y cualquier otra área donde se preparen alimentos. Está disponible con un bote interno o con un sistema retenedor de bolsas.

Nexus Shuttle es un producto robusto que sobresale al utilizarlo. Su diseño con una superficie lisa lo hace fácil de limpiar y previene la formación de gérmenes. Al tener dimensiones compactas ocupa muy poco espacio y le permite guardarlo bajo los gabinetes cuando no se utilice.

Cuenta también, con un pedal para tener una operación manos libres y cumplir con los estándares de higiene. De la misma manera, hace que el vaciado y la limpieza sean rápidos y fáciles.

Características de diseño:

  • Permite recolectar los residuos de diferentes maneras
  • Fácil y rápido de vaciar. Reduce problemas de manejo manual
  • Fabricado con Durapol para una mayor durabilidad
  • Estructura de bajo peso que permite al usuario maniobrar el contenedor
  • Contornos lisos que evitan la formación de mugre y gérmenes
  • La tapa se ajusta a la estructura del contenedor para evitar la salida de olores
  • La estructura del sistema de apertura es de acero inoxidable
  • Cuenta con un sistema para mantener abierta la tapa en momentos de mucho trabajo
  • El contenedor interno puede apilarse cuando no está en uso y cuenta con ruedas para transportarlo
  • La opción con sistema de retención de bolsas puede ser de 30, 40 y 60 litros

Materiales:

  • Cuerpo, apertura y tapa: Durapol
  • Pedal: Nylon reforzado
  • Mecanismo de bisagra: Acero Inoxidable
  • Contenedor interno: Durapol
  • Bandas de retención de bolsas: PVC
  • Estante, bandeja, soporte de estante: Durapol
  • Barra retenedora de bolsa: PVC

Residuos de manejo especial

lunes, junio 24, 2019

Los Residuos de Manejo Especial (RME) son todos aquellos generados en los procesos productivos, que no reúnen las características para ser considerados como peligrosos o como residuos sólidos urbanos, o que son producidos por grandes generadores de residuos sólidos urbanos.

Los RME más comunes son:

  • Aparatos eléctricos y electrónicos: equipos como televisiones, celulares, computadoras y equipos electrodomésticos, entre otros y que están compuestos de cientos de materiales diferentes, tanto valiosos (oro, plata, paladio y cobre) como potencialmente peligrosos (plomo, cadmio, mercurio y arsénico), lo cual depende del tipo de tecnología, país de origen y del fabricante, estos compuestos pueden ser accidentalmente liberados al medio ambiente durante el desensamble lo cual representa un peligro para la salud humana y para el ambiente en caso de que no se realice una adecuada disposición de los mismos.
  • Residuos orgánicos de manejo especial: residuos del ganado o mascotas (estiércol), uso de podas (residuos de los jardines). El tratamiento de estos residuos orgánicos es de gran importancia dada la dimensión del problema, debido al aumento de los volúmenes generados y a la utilización de fertilizantes de origen químico los cuales contaminan el ambiente y representan un riesgo para la salud de las personas que los manejan y para los consumidores de los productos.
  • Residuos de aceite: generados a partir  de los aceites y grasas vegetales y/o animales  usados  son la principal causa de contaminación del agua, debido a su vertido incontrolado lo que puede causar problemas, produciendo obstrucciones, malos olores y proliferación de plagas en los sistemas de desagüe y/o alcantarillado.

La Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos establece en el artículo 7 que son facultades de la federación expedir las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) que establezcan los criterios para determinar qué residuos estarán sujetos a planes de manejo, que incluyan los listados de éstos, y que especifiquen los procedimientos a seguir en el establecimiento de dichos planes.

Proceso de reciclaje

lunes, junio 17, 2019

Como sabemos, el reciclaje consiste en obtener una nueva materia prima o producto, mediante un proceso fisicoquímico o mecánico, a partir de productos y materiales ya en desuso. Con el objetivo de alargar el ciclo de vida de un producto, ahorrando materiales y beneficiando al medio ambiente al generar menos residuos.

Día con día los ciudadanos generamos un mayor número de residuos por lo que resulta muy importante aprender sobre el proceso de reciclaje para que de este modo, todos colaboremos en el mismo.

Es importante saber que el proceso de reciclaje varía en función del tipo de producto. Así que el primer paso a seguir es determinar si los productos pueden ser utilizados de nuevo o no, para  poder reciclar, primero debemos separar los residuos en el contenedor para reciclaje correspondiente según el material del que están hechos.

Esto puede incluir vidrio, papel, cartón, aluminio, latas, etc... La instalación de contenedores adecuados en lugares estratégicos para que las personas puedan depositar los artículos correctos en los recipientes correspondientes, es el comienzo del proceso de reciclaje facilitándolo y agilizándolo.

Si bien el proceso exacto de reciclaje depende de cada residuo, podemos diferenciar los siguientes tipos de reciclaje a grandes rasgos:

  1. Reciclaje mecánico: Todas las técnicas y procesos que incluyen trabajo manual o ayudado por máquinas. Este tipo de reciclaje se utiliza mucho en la clasificación de residuos mezclados y en el reciclaje del plástico.
  2. Reciclaje químico: Incluye técnicas y procedimientos que implican cambios en la estructura química del material.
  3. Reciclaje energético: Se trata de reciclaje de materiales cuyo fin es el aprovechamiento energético.
  4. Reciclaje biológico: Busca la degradación de toda materia orgánica en presencia o ausencia de oxígeno.

Como ya mencionamos, cada tipo de material o de residuo puede recibir un tipo de reciclaje específico, a continuación te explicamos algunos de ellos:

  • Reciclaje de papel y cartón

Todo empieza con la recogida de estos residuos y su traslado a la planta. En una máquina llamada “pulper” se mezclan con agua, se utilizan aditivos para darle más resistencia y blancura y se retiran los impropios (tintas, grapas,…)

Después se tira esta pasta de papel en un tamiz que forma una “alfombra” y pasa por bobinas que la secan y los alistan para la producción de nuevos productos.

  • Reciclaje de plástico

El plástico es uno de los residuos que más tardan en degradarse, algunos elementos de este material pueden durar en la naturaleza cientos de años.

El reciclaje del plástico puede llevarse a cabo de manera mecánica o química.

Mecánica.- La primera consiste en recoger el plástico, limpiarlo, molerlo o trocearlo en pequeños trozos, nuevo lavado y enfardado. Este material es separado en calidades y colores, y se utiliza para crear nuevos productos mediante extrusión o inyección.

Química.- Este reciclaje degrada el plástico para conseguir moléculas simples, utilizando métodos como la:

  1. Pirólisis (altas temperaturas en ausencia de oxígeno)
  2. Hidrogenación (altas temperaturas en presencia de hidrógeno)
  3. Gasificación (convierte al plástico en combustible en presencia de oxígeno o hidrógeno)
  4. Craqueo (altas temperaturas y catalizador).
  • Reciclaje de vidrio

Una de las principales ventajas del vidrio es que puede ser reciclado y reutilizado tantas veces como sea necesario sin perder características ni propiedades.

Cuando llega a las fábricas se separa por color: verde, marrón y transparente.

Después, se separa de todo material impropio como etiquetas y tapones. Sigue con la trituración del material en polvo, que se llama calcín, y que una vez sometido a altas temperaturas y añadido arena, hidróxido de sodio y caliza, se consiguen fabricar nuevos productos.

  • Reciclaje de textil y calzado

La ropa recogida y que no puede ser reutilizada se deshilacha para formar parte de otros productos, como mantas, materiales de insonorización, trapos para uso industrial, etc…

Pero si esto no es posible, su destino es la incineración con recuperación de energía o su depósito final en vertedero.

  • Reciclaje de residuos orgánicos (biorresiduos)

Son todos los residuos biodegradables que podemos encontrarnos en los sectores doméstico y comercial y que pueden ser de origen animal o vegetal: restos de alimentos y cocina, restos de poda, etc…)

Su reciclaje es totalmente biológico y se busca estabilizar toda la materia y su higienización.

Por medio de tratamientos anaeróbicos o aeróbicos, en las que poblaciones microbianas utilizan toda esta materia como “alimento” ayudando a su degradación y transformando un residuo mezclado y sin valor en un compost homogéneo con valor para la agricultura.

  • Reciclaje de pilas y baterías

Estos residuos son potencialmente muy peligrosos y contaminantes. Son sometidos a un proceso mecánico para su trituración refrigerada. Después se lavan con agua y pasa por una mesa vibratoria que separa los metales férreos, no férreos, plástico, papel y polvo de pilas.

Este polvo tiene otro proceso hidrometalúrgico que con ayuda de otros reactivos consigue recuperar los diferentes componentes.

  • Reciclaje de chatarra o metales

La mayor parte de los metales que existen pueden fundirse y volver a procesare creando nuevos metales. Metales como aluminio, plomo, hierro, acero, cobre, plata y oro son reciclados fácilmente cuando no están mezclados con otras sustancias, porque pueden ser fundidos y cambiar de forma o adoptar la misma anterior.

  • Reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos

La mayoría de estos residuos reciben un tratamiento mecánico que consiste en separar los diferentes materiales para su clasificación y valorización.

La dificultad se encuentra en aquéllos aparatos que contienen fluidos o sustancias que son muy contaminantes para el Medio Ambiente y sobre todo con la capa de ozono.

Ejemplos son los gases CFC, HCFC, HFC y otros compuestos orgánicos volátiles, como los de tipo de hidrocarburo (neveras, congeladores, aparatos de frío,..)

Programa de reciclaje en México

lunes, junio 10, 2019

Durante los últimos años en México, el reciclaje de botellas de plástico en el país alcanzó un 58 por ciento de lo que se consume, un nivel similar al de la Unión Europea.

México se ubica como uno de los países con mayor tasa de reciclaje por encima de Estados Unidos y Canadá. De acuerdo con Ecoce y la Asociación Nacional de Industrias de Plástico (Anipac), el reciclaje de botellas PET en Estados Unidos es de 29% y en Canadá alcanza un 40% aun cuando ambos países recopilan la basura de forma más eficiente que en México.

Sin embargo, las botellas de plástico no son el único residuo que se produce a grandes cantidades. En la CDMX se producen aproximadamente 12,700 toneladas de residuos sólidos diariamente, de los cuales cerca de 6 mil son orgánicos y el resto inorgánico en gran medida reciclable.

La nueva iniciativa de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, con el programa “Basura Cero” pretende reducir la cantidad de RSU reciclando o reusándolos para evitar que la basura llegue a rellenos sanitarios o acabe en ríos, cañadas o mares y reducir las emisiones de CO2e que producen estos residuos al año.

Se trata de conseguir una economía circular en la que:

  • Se reduzca el consumo de recursos priorizando el uso de energías renovables
  • Se aumente la durabilidad de los productos y servicios
  • Se reduzca la generación de residuos

El programa requiere la participación de la iniciativa privada, los recicladores para aprovechar su conocimiento, los trabajadores de la Sección 1 del gobierno de la ciudad y los productores de residuos.

La reducción del volumen de residuos requiere de diversas líneas de acción como son el consumo responsable de productos y la regulación de productos de un solo uso como popotes, globos, cubiertos y envases desechables.

Igualmente es necesario un manejo adecuado de los residuos para que el programa sea efectivo lo cual requiere de:

  • Correcta separación de residuos
  • Capacitación y reconocimiento al personal de limpieza
  • Mejora de infraestructura
  • Reciclaje y valoración

Para esto es indispensable que se adopte una cultura ambiental promoviendo la importancia de éstas acciones y destacando el impacto que pueden tener tanto en el ambiente como en la sociedad.

Residuos peligrosos

lunes, junio 03, 2019

Un residuo peligroso (RP) es un material o producto que posea características de corrosividad, reactividad, explosividad, toxicidad, o inflamabilidad y que presentan riesgos a la salud humana y al ambiente. Los Residuos Peligrosos en México, son generados principalmente a partir de una amplia gama de actividades industriales, de la agricultura, de la salud y también de actividades domésticas.

Los riesgos al medio ambiente y a la salud causados por los residuos peligrosos han dado pie a leyes y reglamentos que establecen pautas de conducta a evitar y medidas a seguir para lograr un manejo seguro de los mismos para:

  • Prevenir riesgos
  • Establecer alternativas de tratamiento y disposición final
  • Reducir su volumen y peligrosidad

En México existe una grave contaminación de cuerpos de agua (principalmente las aguas subterráneas) causada por la disposición inadecuada de residuos peligrosos. Es por esto que el manejo de los residuos peligrosos incluye los procesos de minimización, reciclaje, recolección, almacenamiento, tratamiento, transporte y disposición.

a)      Reciclaje previo a su tratamiento y disposición final

b)      Tratamiento que reduce su peligrosidad

c)       Incineración bajo condiciones controladas

Para llevar a cabo estos procesos, los residuos deben transportarse previamente y de manera segura desde sus sitios de origen hasta las instalaciones donde serán manejados o dispuestos para su confinamiento.

Residuos peligrosos más comunes:

Residuos Explosivos: sensibles a explotar debido al cambio de temperaturas, fricción o choques

Residuos Inflamables: fáciles de prenderse fuego

Desechos Tóxicos: materiales nocivos en mayor grado que pueden causar la muerte

Residuos Corrosivos: pueden destruir materiales y tejidos vivos al entrar en contacto

Desechos Biológicos: residuos relacionados a tejidos vegetales o animales, microorganismos y toxinas



Noticias

Instalan contenedores para desechos caninos
20-Jan-2020

(https://www.aseca.com/Glasdon/desechoscaninos) La alcaldía Cuauhtémoc instaló en Parque México de la colonia Hip&oa..

ASECA Proveedor del Aeropuerto Internacional de Cancún, Revista Equipar Aeropuertos 2017
12-Dec-2017

ASECA, a través de su División de Productos Medioambientales, proporcionó a la Terminal 4 del Aeropuerto Internacional de Cancún la papelera marca..

LA CIUDAD DE MEXICO (CDMX) IMPLEMENTA PROGRAMA DE SEPARACIÓN DE BASURA
16-Aug-2017

Ciudad de México (08 de julio de 2017).- A partir del 8 de julio entra en vigor en toda la CDMX, la Nueva Norma Ambiental de Separación de Resi..

Barredoras de calles trabajan en la Ciudad de México
07-Feb-2017

Ciudad de México (07 de febrero de 2017). La Ciudad de México es una de las urbes más importantes del planeta y su ma..
Nuestra empresa

Con 20 años de experiencia, ASECA es una empresa que, con el paso de los años, ha desarrollado modernos procesos para brindar soluciones de vanguardia en el campo del saneamiento ambiental.

A través de nuestras divisiones, cubrimos las necesidades de gestión de residuos de nuestros clientes además de proporcionar equipo y maquinaria que apoyan a la mejora y al mantenimiento de la imagen urbana.

Gallery